• 7 actitudes de un buen lider

  • La regla de las 10 mil horas de los fuera de serie

  • Si estás demasiado ocupado entonces conoce tus límites

  • Una carta de Lincoln al profesor de su hijo

  • Los pros y contras de dejar tu trabajo por un proyecto personal o profesional

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • All
  • Autoayuda
  • Emprender
  • Empresa
  • Negocio
  • Defecto
  • Título
  • Fecha
  • Aleatorio
cargar más Presionar tecla SHIFT para cargar todo cargar todo

Después de lo que ocurrió con La Polar, es bueno saber en qué consiste la repactación de una deuda y si puede realizarse unilateralmente. También es bueno conocer nuestros derechos como consumidores y estar atento a cualquier práctica ilegal de parte de estas multitiendas comerciales. de esta manera, evitaremos malos ratos como los que pasaron los clientes de La Polar.

Por un lado está Luis Reyes, con una deuda de casi medio millón de pesos que pudo repactar a tiempo y la cual no sobrepasó el 15% de aumento en la multitienda Paris.

Pero por el otro está Manuel Céspedes, quien tras dos años sin cancelar un peso, no sólo descubrió múltiples repactaciones que nunca firmó, sino también un aumento de casi 1.000% en la deuda total y que hoy paga intentando conocer las complejas políticas de repactación de su tienda, La Polar.

Día a día son decenas de clientes los que se presentan en las secciones de cobranza de sus acreedores para aclarar una deuda impaga.

Para la vasta mayoría, el trámite representa un dolor de cabeza. Sobre todo por el aumento de la deuda producto de la repactación y los distintos factores que inciden en su abultamiento, como los gastos de cobranza si usted demora más de 15 días en pagar una cuota, el número de cuotas o el monto a repactar.

Sólo el 7,5% de los dueños de tarjetas de crédito no bancarias está moroso, según cifras de la Superintendencia de Bancos (SBIF). Si bien las tiendas del retail tienen distintas maneras de abordar al deudor para concertar una repactación antes de informarla al sistema, lo básico es que el cliente pida una liquidación de la misma.

"Ésta debe decir cuál es tu deuda vencida, los intereses pactados, intereses moratorios, y otros adicionales, como la comisión de cobranza", dice el abogado Tomás Fabre, director ejecutivo de Chile Ciudadano.

Los distintos tipos de repactación

"Dejé pasar cerca de dos años y cuando me acerqué a la tienda noté que me habían repactado casi diez veces seguidas sin preguntarme", dice el veinteañero Manuel Céspedes, quien hoy es parte de una denuncia colectiva contra La Polar.

La llamada repactación unilateral es a todas luces una práctica fuera de la ley y desdeñada por expertos, al igual que los antiguos métodos de una firma que enviaba las repactaciones listas a sus clientes pidiéndoles sólo su firma.

"Los consumidores tienen derecho a que las empresas pidan su consentimiento ante una repactación, pues no es lo mismo endeudarse en 6, 12 o 24 cuotas", dicen desde el Sernac.

Hay dos formas habituales para repactar: la presencial y telefónica. Mientras en Abcdin defienden esta última -"no es necesario validar la repactación por escrito, pues te llaman y tú ratificas si aceptas la cuota", dice un jefe de crédito-, en Johnson's aseguran que sus repactaciones son presenciales, "enfatizando al cliente qué está firmando", asevera el gerente de crédito, Enrique Vitar.

Claudio Pizarro, profesor del Centro de Estudios del Retail de la U. de Chile, dice que es importante que el cliente vaya personalmente a la tienda a repactar, pues la grabación telefónica "se presta para mayor ambigüedad". Y hay otra razón más profunda, según Tomás Fabre. Para optar por la repactación, "toda obligación de más de dos UTM (más de $60 mil) debe contar por escrito de acuerdo a la ley".

Las tiendas y sus incentivos para la repactación

Paris. En este retailer , en la mayoría de los casos ofrecen repactar sin ningún tipo de pie, además de desbloquear su tarjeta. Pero hay excepciones, como el caso de Luis Reyes. Según una de sus cartolas de repactación de su deuda de $432 mil, debía pagar un monto de pie de $50 mil para optar a una repactación de seis cuotas de $75.906 con una tasa máxima del 4,16%. La activación de su tarjeta estaría condicionada a su comportamiento de pago.

Corona. Aquí intentan adelantarse a la morosidad de sus clientes con un plan que permite al consumidor reprogramar el pago de una sola cuota si no hay nada más con retraso. Según el gerente general de la Sociedad de Créditos Comerciales de Corona, Enrique Schocken, aquí la repactación total de la deuda lleva asociado un cargo fijo que asciende a $7.696. Aplican una tasa correspondiente al máximo convencional.

Abcdin. Si un cliente tiene más de dos cuotas impagas se plantea un posible refinanciamiento, pero el deudor puede seguir usando su tarjeta.
Si sobrepasa las cuatro cuotas impagas no podrá seguir usando su tarjeta hasta que salde el monto impago.

Hites. El 90% de las repactaciones se hacen en la tienda, se aplica la tasa máxima para montos pequeños, pero a medida que sube el monto de la repactación se aplican tasas menores para ayudar al cliente a enfrentar la cuota, explican en la tienda.

Johnson's. Entre los beneficios de repactar la deuda está el período de gracia de 30 días para pagar la primera cuota. En este lugar aplican una tasa mensual del 2% y al repactar se exige un pie del 5% de la deuda.

Falabella. Existen distintos rangos de renegociaciones dependiendo del monto y el número de cuotas a cancelar. Suelen aplicar una tasa anual del 41,88%.

Ripley. En esta tienda, la repactación se hace en relación a la deuda total. Una ejecutiva de cuentas explica que sólo se repactan deudas de al menos $50 mil. Por lo general, aplican una tasa del 49,92% anual.

Los derechos del deudor nunca se pierden

Distintos son los derechos que los deudores poseen antes, durante o después de la repactación. Por eso, considere:

  • El derecho a conocer lo que le están cobrando al repactar. Según el Sernac, exija conocer siempre la tasa de interés y la manera en que ésta se aplica; que la comisión de cobranza no supere el porcentaje establecido y que no se le cobren intereses por sobre el máximo convencional.
  • Debe exigir que lo saquen de Dicom una vez repactada su mora, porque con la repactación se está originando un nuevo crédito.

Usted puede negarse a repactar y esperar que la discusión pase a los tribunales respectivos, donde el juez terminará liquidando su deuda. Si cree que sus derechos han sido vulnerados, puede dirigirse al Sernac.

Los gastos de cobranza

Las repactaciones llevan consigo un par de costos adicionales que debe tener en cuenta. A los gastos de mantención de su tarjeta fijados por cada empresa, y al impuesto de timbres y estampillas que corresponde al 0,05% de la deuda aplicado cada mes hasta el vencimiento de la deuda, se unen los temidos gastos de cobranza .

¿Cómo operan? Transcurridos 15 días desde la fecha de vencimiento del pago de su deuda, las tiendas exigirán que el cliente salde los gastos de cobranza ocasionados por la mora. Sin embargo, esos no pueden superar los montos máximos fijados por la ley.

Por ejemplo, estos gastos no deben superar el 9% de las deudas o cuotas de hasta UF 10 (casi $220 mil); ni el 6% si el monto fluctúa entre UF 10 y UF 50 (más de $1,1 millón); ni más del 3% si la deuda sobrepasa las UF 50. Por lo general, el gasto de cobranza se hace llegar a través del estado de cuenta del deudor.

"Es importante repactar antes de dejar de pagar, porque el solo de hecho de dejar de pagar ya te cobran gastos de cobranza", señala un experto.

El peso de las tasas y cuotas

A la hora de repactar, las tiendas le aplicarán una tasa de interés sobre cada cuota de su deuda. La mayoría de estas firmas considera el llamado interés máximo convencional de 49,98% anual vigente al 11 de junio (4,1% mensual aproximado). Ninguno de estos retailer puede cobrar una tasa superior a este porcentaje, pero tienen completa libertad de subir o bajarla entre este margen.

Por ejemplo, en una multitienda de la capital los plazos consideran cuotas de repactación que fluctúan entre seis a 48 cuotas, y se consideran dos tipos de interés según el monto de la deuda. Así, si ésta excede las UF 200, le aplicarán la tasa de 2,03% mensual; si es inferior, el interés será de 4,16% mensual.

fuente: emol

Suscríbete

Suscríbete y podrás recibir semanalmente nuestros artículos