• 9 cosas que no te enseñarán en el colegio

  • 4 Cosas Que Recordar En Un Mal Día

  • 8 Cosas Que No Debes Hacerte A Ti Mismo En Un Momento difícil.

  • Cómo tratar con un jefe desleal o injusto

  • Sobreponte al fracaso

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • All
  • Autoayuda
  • Emprender
  • Empresa
  • Negocio
  • Defecto
  • Título
  • Fecha
  • Aleatorio
cargar más Presionar tecla SHIFT para cargar todo cargar todo

Un buen plan de marketing para pymes

El marketing es uno de esos obstáculos que las pequeñas empresas deben superar, por las dificultades que puede representar. De hecho, esta área es un desafío para otro tipo de negocios, que después de pasar años luchando para crear un buen producto o servicio piensan que las personas lo van a comprar así, sin más. La triste realidad es que los consumidores son perezosos y para bien o para mal, todos dependen del marketing para saber que existe.

La planificación lo es todo para un negocio y todo lo relacionado con marketing se vuelve mucho más fácil cuando hay un plan preestablecido. Los siguientes cinco pasos le serán de utilidad para organizar todo lo relacionado con el área de mercadeo. 

Segmento del mercado 

El primer paso de un plan de marketing para una pequeña empresa se basa en investigar quiénes serán los que comprarán el producto o servicio. Tal vez puede pensar que cualquier persona, de cualquier edad y género, puede comprarlo. No obstante, es vital poder centrarse en un segmento específico, en el cual esté enmarcada la mayor parte del mercado potencial. Así, con esto organizado, todos los esfuerzos estarán encaminados a llegar a ese segmento y a ajustar el enfoque promocional de acuerdo con sus preferencias. 

El disparador de compra

La decisión de comprar un producto o servicio es impulsada por la inmediatez, algo que hace que ahora sea el momento de comprarlo. Por ejemplo, hay razones estacionales, como la época del año en la que las personas buscan contadores y software de impuestos para pagar el tributo, entre otros. Siempre hay una serie de circunstancias que hacen que un cliente necesite cierto producto y esto influye en lo que él desea y considera como una solución: ¿acaso esa persona quiere algo rápido y barato o está buscando calidad? Mediante la identificación de estas circunstancias y los criterios de compra que una persona usa en esos momentos, tendrá una lista de características en las que debe enfatizar su material de promoción.

¿Quién está involucrado?

Nadie compra solo. Para mercadear eficazmente un producto o servicio, es necesario saber quién es esa persona que influye en las decisiones del comprador objetivo. ¿La compra está destinada a un usuario principal y único, o impacta a la familia?

Una campaña de marketing enfocada en un individuo es muy diferente a aquélla destinada a la familia. Los productos alimenticios tienden a centrarse en las mujeres de 30 años como las principales compradoras, pero terminan siendo consumidos por toda la familia. En contraste, las campañas de marketing para bebidas alcohólicas se centran en el individuo masculino de entre 20 y 30 años, pero lo muestran con un grupo de compañeros disfrutando de partidos de fútbol o monumentales fiestas. Pero esto no quiere decir que los hombres no coman o que las mujeres no tomen alcohol; sólo significa que la investigación de mercado sugiere que una mujer está más influenciada por las preferencias de la familia en la selección de alimentos, mientras que un hombre se siente más respaldado por los amigos a la hora de comprar alcohol. En conclusión, hay que prestar atención a las personas influyentes en el momento en el que se está elaborando el material promocional.

Búsqueda de información sobre su producto o servicio

Es importante aclarar que uno de los pasos más importantes a la hora de crear un plan de marketing es averiguar dónde sus consumidores objetivo están encontrando o recibiendo información de su producto o servicio, ya que esto ayuda a identificar las áreas para construir la reputación y encontrar oportunidades de publicidad. ¿Conoce algún sitio web que le permita presentar su producto o servicio? Si existe la posibilidad de educar a su público objetivo acerca de cuál es el mejor producto o servicio a seleccionar, busque la manera de hacerlo. Seguramente cuando vea un artículo en un diario local o en un blog acerca de cómo elegir las ventanas adecuadas para la casa, hay una buena probabilidad de que haya sido escrito por alguien que vende ventanas. Tener consumidores mejores educados les ayuda a tomar decisiones informadas y respalda su reputación como proveedor. 

La línea de tiempo

Saber cuánto tiempo se necesita para convertir a un cliente le ayudará a seleccionar esos enfoques que son ineficientes y poder adaptar su campaña de marketing.

Ese periodo de tiempo en el que un consumidor toma la decisión es uno de los mejores filtros para el tipo de marketing que va a hacer y en dónde debe concentrarse. Por ejemplo, cuando una persona tiene hambre, no espera dos días para comer, así que a un restaurante independiente no le serviría instalar una publicidad en vía pública a 50 cuadras de distancia. Por otro lado, un concesionario de autos trabaja con una línea de tiempo en la que el cliente potencial necesitará días, semanas o meses de buscar y analizar antes de comprar.

Investigar todos estos factores hará que el plan de marketing para su pequeña empresa sea más efectivo y pueda traer resultados positivos. Si no está seguro de quién es el comprador objetivo o quién es el influyente de un consumidor pruebe con dos campañas diferentes y haga cambios de acuerdo a los resultados que vea. Igualmente, recuerde que un plan de marketing está en constante evolución al igual que el producto o servicio que está vendiendo, así que puede cambiarlo cuantas veces crea necesario.

¿algo que agregar? Coméntanos

fuente: igdigital

Suscríbete

Suscríbete y podrás recibir semanalmente nuestros artículos